Vinculan a proceso al director del Instituto de la Juventud del Estado de Campeche

 El director del Instituto de la Juventud del Estado de Campeche (Injucam), Eduardo A.M., fue vinculado a proceso para que responda por los daños que ocasionó, y se negó a cubrir, a René Martínez, un obrero al que atropelló en 2019. 

Por ese hecho de tránsito se le imputan los delitos culposos de daños en propiedad ajena y lesiones. El juez que lo vinculó le concedió llevar el proceso en libertad. 

El accidente ocurrió la mañana del 24 de agosto de 2019 en el cruce de las avenidas Francisco I. Madero y Gobernadores, debajo del distribuidor vial que meses antes se había inaugurado y donde aún no se habilitaban los semáforos. 

El funcionario estatal circulaba sobre la avenida Francisco I. Madero en un automóvil Volkswagen Jetta azul con matrícula DJG-1565 del estado, y al llegar al cruce de la calle Gobernadores no respetó el alto obligatorio, por lo que embistió a René Martínez, quien transitaba en la arteria en una motocicleta Dinamo tipo Chopper negra y placa de circulación WGA4N. 

Debido al golpe, el motociclista salió proyectado varios metros. Y permaneció internado varias semanas en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en esta capital, en estado delicado y con lesión medular. 

Aunque al momento del accidente fue el propio Arévalo Muñoz, exdiputado local, quien solicitó la ambulancia para el lesionado, al cual acompañó hasta que fue levantado por los socorristas, se negó a responsabilizarse por los daños que le ocasionó. 

La víctima trabajaba como operador de camiones de basura de la empresa Red Ambiental, concesionaria del servicio en la ciudad. 

El día del accidente, el también exdirigente municipal del PRI, cuyo vehículo no contaba con el seguro reglamentario, fue detenido frente a las cámaras de los medios que llegaron al sitio. Pero fue liberado al día siguiente.  

Horas después de ocurrido el hecho, Alan Martínez Lee, hijo de la víctima, acudió al Ministerio Público a denunciar a Arévalo, pero en la Fiscalía General del Estado (FGE) lo tuvieron largas horas en espera, porque ningún agente del ministerio público le quería tomar su declaración. 

Incluso, denunció el joven en su momento, intentaron hacerlo desistir. 

Desde entonces los familiares de René Martínez han acusado a las autoridades de obstrucción de la justicia.