Te sientes cansado y mareado, mira por qué

Debido a las medidas tomadas a consecuencia de la contingencia por el COVID-19, las personas se han visto obligadas a permanecer en casa, y esto ha repercutido en una serie de signos y síntomas como mareo y sensación de cansancio permanente. ¿A qué se deben estos malestares? Un experto en salud explica la respuesta.

El cambio en la vida de muchas personas ha sido muy drástico debido a las medidas de “sana distancia”. Personas de todo el mundo se ven en la necesidad de permanecer en casa y esto implica un cambio drástico en su rutina. Los horarios cambian y hay quienes comen o duermen a horas distintas a las acostumbradas.

Sueño de mala calidad

Tal situación lleva a que muchos se sientan fatigados todo el día o con mareos. De acuerdo con la doctora Natasha Bijlani, psiquiatra del Priory Hospital Roehampton, entrevistada por The Independent, el término médico para referirse a este tipo de mareo se llama inercia del sueño.

La somnolencia se debe a una fase entre el sueño y estar plenamente despierto, cuando un individuo no se siente del todo alerta. “La gente se siente confusa, tiene dificultad para pensar con claridad y puede sentirse desorientada y torpe después de un rato de estar despierto”, dice Bijlani.

Mientras que Matthew Walker, autor del libro Why We Sleep (¿Por qué dormimos?) explica que nuestro cerebro al despertar es como un coche que acaba de prender el motor, “necesita tiempo para calentarse”.

De modo que la sensación de mareo puede deberse, según Walker dice a The Independent, a que la gente no duerme a las horas acostumbradas, o no lo hace por suficiente tiempo, o no lo hace de manera adecuada, como en el caso de la apnea del sueño, que en cierta modalidad, es el conocido ronquido.

Ansiedad

A lo anterior se suma la ansiedad que, según la psiquiatra Bijlani, todos en menor o mayor medida experimentamos a consecuencia de la pandemia por el coronavirus.

“Sabemos que la gente está ansiosa, su sueño no es tan profundo. Así que, cuando estás ansioso el día anterior, te lleva a que tengas una peor calidad del sueño esa noche y, desafortunadamente, esto lleva a un círculo vicioso”, explica la doctora.

Falta de luz solar

Sin embargo esto no explica la cantidad de casos de personas que se quejan de somnolencia y desorientación durante la temporada de confinamiento en el hogar. La respuesta podría estar en el hecho de que no recibimos suficiente luz del Sol, señala a The Independent Colin Espie, profesor de Medicina del Sueño en la Universidad de Oxford.

“La luz del día es la principal señal biológica de alerta”, afirma el profesor Espie.

Cuando estamos por dormirnos, nuestro cuerpo genera una hormona llamada melatonina, que disminuye cuando nos exponemos al sol, dice el experto.

La cantidad de luz de sol no es comparable con ninguna fuente artificial. Es por eso que no existe sustituto para dicho estímulo.

¿Qué se puede hacer al respecto?

El secreto para superar estos malestares está en apegarse a una rutina, recomienda la doctora Bijlani.

“Trata de mantener una rutina regular de sueño-vigilia incluso aunque no tengas que levantarte para hacer la travesía para llegar a tu trabajo actualmente. Funcionamos mejor cuando mantenemos un ritmo regular y tenemos suficiente tiempo de sueño para nuestras necesidades individuales”, afirma la experta.

Para eso, según el profesor Espie, es necesario saber qué tipo de personas somos, ‘nocturnas’ o ‘de día’.

Una vez con ese autoconocimiento es posible definir cuáles deben ser nuestras horas de sueño y cuáles son en las que debemos estar despiertos, y así apegarnos a ese esquema.

Para aclimatarnos a la hora en que debemos dormir, Walker recomienda una tener una fuente discreta de luz, una lampara por ejemplo; leer un libro o escuchar un podcast a bajo volumen.

Mientras que en la mañana, cuando necesitas estar despierto, no es mala idea acercase a una ventana a recibir los rayos del sol.

Asimismo, se deben tener definidas las horas de trabajo y las de relajación. Todo con el fin de lograr un tren de vida constante en esta temporada de cuarentena.