Sheinbaum habla para Le Monde, y narra cómo enfrenta su administración los desafíos que impone el Covid-19

En una entrevista realizada para el diario Le Monde, el periodista Frédéric Saliba platicó con la Jefa de Gobierno de la CDMX, quien comentó  al periódico francés cómo enfrenta su administración los desafíos que impone el Covid-19 a una ciudad con 9 millones de habitantes (22 millones, contando a los pobladores de los 59 suburbios del vecino Estado de México).

A la pregunta de Frédéric Saliba sobre cómo imagina la mandataria capitalina la megalópolis “PostCovid-19”, Claudia Sheinbaum responde que la primera lección concierne a la necesidad tener un sistema de salud más robusto. “La crisis nos recordó que la salud es un derecho y no una mercancía”. 

De acuerdo con Sheinbaum,  lo anterior está “en el espíritu de la economía moral que propone AMLO. Una economía que no deja que el mercado gobierne solo”, por lo que se dijo convencida de que la megalópolis del mañana será también más participativa. “Es una convicción democrática”. 

En este sentido, con las redes sociales, dice, “estamos en contacto directo con los ciudadanos. Sin necesidad de los medios. Nuestra comunicación es diaria y transparente sobre la gestión de la crisis sanitaria. Pero, se trata especialmente de una relación de responsabilidad mutua entre el gobierno y los ciudadanos”.

Sobre la coordinación necesaria con el Edomex, la Jefa de Gobierno afirma estar en contacto diario con el gobernador Alfredo del Mazo: 

Nuestra zona urbana común requiere que coordinemos nuestra capacidad hospitalaria. Esta relación permanente, que va más allá de las diferencias políticas, continuará para el manejo de otros males.

Respecto a lo que “debería cambiar tras el COVID-19, Sheinbaum consideró que la movilidad es el principal factor. “Es claro. La crisis ha demostrado que podemos organizarnos para reducir el tráfico automovilístico. Vamos a crear otras ciclovías. Pero nuestra prioridad sigue siendo el transporte público. 

“Las desigualdades sociales también son ambientales: las largas distancias y fuertes desniveles impiden el uso de la bicicleta en la inmensidad de la ciudad. En estos días comenzamos la construcción de un trolebús en los distritos populares del oeste de la ciudad, desatendidos. Una primicia mundial”.

Otros aspecto relacionado a la movilidad que la administración capitalina busca impulsar, son las “calles lentas (slow streets) en contra del virus” y espacios verdes, “benéficos para el medio ambiente pero también para la salud psicológica y física de los habitantes”.

Finalmente, la jefa de Gobierno señaló que la crisis de Covid-19 “nos muestra que necesitamos ir más lejos, con un desarrollo sostenible mejor adecuado a las crisis sanitarias. No volveremos a nuestra vida antes del Covid-19. Estamos entre la espada y la pared, para mal o para bien. Está en nosotros construir un futuro mejor”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *