“Sales a las calles y todo está destruido”, dice mexicano en Beirut

Ruen Roguez, un mexicano que desde hace un año radica en Beirut, capital de Líbano, señala que “todo está destruido” en la capital de ese país tras la explosión registrada el martes.

“Sales a las calles y todo está destruido, hay temor. Existe un rumor constante de que pueda estallar una guerra”.

Narró a Reforma que él estaba “junto con mi equipo de trabajo, a punto de entrar a mi oficina, la cual está localizada a unos 5 kilómetros de distancia del puerto, y de pronto escuchamos la explosión y le pedí a mis compañeros que buscáramos refugio abajo de las mesas”.

Comentó que en la capital libanesa, desde un tiempo, la gente vive con el miedo de que en cualquier momento pueda detonar un conflicto bélico de gran escala por las constantes tensiones que se han presentado en las relaciones entre Líbano y países como Israel.

“Llevamos semanas pensando que va a desatarse una guerra. Siempre te enteras de que cayó una bomba en tal lugar o que se derribó algún avión militar en la frontera con Israel”, dijo en entrevista con Reforma.

Ruen refirió que tras la explosión registrada el martes, “mucha gente empacó sus cosas y partió hacia las montañas. Ese es un plan de emergencia que se ha marcado en esta zona”.

Lo anterior, ante una posibilidad de que se hubiera tratado de una agresión deliberada.

Con información de Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *