¿Qué ha sido de los hijos de Enrique Peña Nieto?

Cuando Enrique Peña Nieto y su entonces esposa Angélica Rivera llegaron a vivir a la Residencia Oficial de Los Pinos, sus respectivos hijos comenzaron a acaparar los reflectores al formar parte de una de las Familias Presidenciales más controvertidas en la historia del país.

Aunque los seis jóvenes (tres hijos de Enrique Peña Nieto y tres de Angélica Rivera) trataban de mantener un perfil bajo, en varias ocasiones estuvieron en los titulares de la prensa por los lujos, viajes o gastos que generaban como parte de dicha Familia Presidencial. Cuando Peña Nieto dejó la Presidencia de México sus hijos Paulina, Alejandro y Nicole Peña Pretelini tuvieron “más libertad” al yo no estar en medio de los reflectores.

Dejaron de tener sus redes sociales en modo privado y actualmente comparten su día a día, su estilo de vida lejos de la Familia Presidencial y de aquellas ocasiones en las que tenía que estar en el balcón principal de Palacio Nacional junto a su padre y madrastra, tras la ceremonia del Grito de Independencia.

Paulina Peña Pretelini egresó de la Universidad Anáhuac como Licenciada en Dirección Internacional de Hoteles; actualmente estudia fotografía. Además está al frente de la Fundación Mónica Pretelini (en honor a su fallecida mamá), que se encarga de ayudar a las personas de escasos recursos en materia de salud. 

Por su parte Alejandro Peña de 22 años de edad, es más discreto en cuanto a su vida privada y profesional, a comparación de sus hermanas.

View this post on Instagram

The Pearl at the Oculus.

A post shared by Alejandro Peña (@alejandropepre) on

Nicole Peña es egresada del Colegio Miraflores, donde terminó sus estudios de preparatoria; actualmente tiene una relación amorosa con Alejandro Espinosa, sobrino de Angélica Rivera.

Cabe recordar que Enrique Peña Nieto tuvo un cuarto hijo, fuera del matrimonio con Mónica Pretelini (quien murió en 2007 por un paro cardiorrespiratorio). El joven se llama Diego Alejandro quien hoy en día tiene 16 años de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *