Polvo del Sahara se dirige hacia el sureste de México: “El miércoles empezaría a afectar a Yucatán”

Una espesa nube de polvo del desierto del Sahara cruzó estos días el Océano Atlántico, y se aproxima ahora al sureste de México. Así lo confirmó en entrevista el Maestro Fabián Vázquez, Gerente de Redes de Observación y Telemática del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

“En efecto, hay una nube de polvo que se desprendió del desierto del Sahara. Básicamente es aire muy seco, muy cálido, que viaja a lo largo de todo el Atlántico. Esas nubes son muy comunes, no es que sea único ni especial, sino que suceden constantemente, sobre todo en los meses de primavera y verano”, informó el experto. “Sin embargo, para el caso que está ocurriendo ahorita, es una nube de polvo bastante densa, que eso es lo que llama la atención. Son muchas partículas, tanto de minerales, aerosoles, en general”.

Desde que partió del norte de África, el SMN y distintas agencias meteorológicas internacionales monitorean vía satélite y en tiempo real el avance del fenómeno. Además, explicó Fabián Vázquez, también se estudia su desplazamiento por medio de modelos numéricos, según los flujos de viento que se prevén.

“Estamos esperando que más o menos el día de mañana comience a acercarse a la parte del Caribe occidental. Yo creo, de acuerdo a los análisis, que el miércoles empezará a afectar a la Península de Yucatán”, reveló el Gerente de Redes de Observación y Telemática.

A pesar de que la imagen satelital es impactante, no hay motivo para alarmarse. La llegada de la nube de polvo provocará en Yucatán un déficit de lluvia, y un posible aumento en las temperaturas. Además, hará que el cielo se vea brumoso, y no se den condiciones de nubosidad. Por el efecto de refracción de las partículas, se espera que los amaneceres y las puestas de sol se tiñan de un color rojizo.

En este momento, la densa masa sahariana se encuentra sobre el Caribe, en las Antillas menores, donde ya se reporta un déficit de visibilidad.

“Reduce la visibilidad para la navegación marina, para la navegación aérea. Genera cielos brumosos donde no se ve el cielo azul, claro, sino esa especie de bruma que permanece durante varios días”, contó el maestro del SMN.

Según el pronóstico de trayectoria, en las próximas horas la nube se desplazará por el Caribe Occidental y arribará el miércoles al estado de Yucatán. Desde allí, se moverá por el Golfo de México sin internarse en la misma intensidad hacia el resto del país. Después, se moverá hacia el este de EEUU.

Más allá de su magnitud, la nube de polvo sahariana que se aproxima hacia el sureste de México constituye un evento normal y frecuente, y se produce cuando en el desierto marroquí se registran largos períodos sin lluvia.

“Básicamente lo que ocurre es que hay poca precipitación en el Sahara, una de las regiones más áridas del planeta, uno de los desiertos más grandes. Entonces, este déficit de lluvia provoca que, cuando existe algún fenómeno que genera vientos intensos, se levanten todas estas grandes nubes de polvo”, informó Fabián Vázquez.

Al cruzar el Océano Atlántico, su aire seco debilita de forma importante a las formaciones tropicales que encuentra en el camino, impidiendo que aumenten su fuerza.

“Las ondas y los ciclones tropicales que pasan por el Atlántico, cuando se encuentran con una de estas nubes de polvo, tienden a debilitarse, porque no hay humedad. Es muy poca la humedad que se tiene en esa zona. Entonces, de alguna manera regula o modula la intensificación de estos ciclones.

Además, entre otro de sus beneficios se encuentra los nutrientes que aportan al desplegarse sobre el Amazonas.

“Tienen muchos nutrientes que a la hora de caer sobre zonas selváticas etc., como viene tanto de esos lugares, no se pueden reponer más que por esas brumas de polvo del Sahara. Entonces, tiene efectos benéficos”, indicó el maestro del SMN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *