Policía estatal asume vigilancia de Orizaba

Xalapa.— El gobierno de Veracruz informó que fueron detenidos dos elementos municipales de Orizaba y se desarmó a toda esa corporación para verificar el cumplimiento de la Licencia Colectiva para la Portación de Armas de Fuego.

En medio de resistencias por haber tomado el control de la seguridad en esa demarcación, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) indicó que asumió indefinidamente el control de la vigilancia en el municipio.

“La Policía Estatal y Fuerza Civil, en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional [Sedena] y la Guardia Nacional pasaron revista a los efectivos e inspeccionaron el armamento a su cargo, a fin de descartar que lo hayan empleado en la comisión de ilícitos”, indicó la SSP.

La dependencia agregó que durante un recorrido por la calle Oriente 31 de la colonia CROM, aprehendieron a los oficiales en activo Juan “N” y Juan Carlos “N” por presuntos delitos contra la salud y ultrajes a la autoridad.

Aseguró que se respetaron en todo momento sus derechos humanos y quedaron a disposición de la Unidad Integral de Procuración de Justicia de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El gobierno de Veracruz señaló que la prioridad es y será asegurar que la ciudadanía cuente con servidores públicos acreditados y confiables, que se conduzcan bajo estricta observancia de la ley: “A los orizabeños, se les informa que su seguridad está garantizada, ya que la SSP mantendrá operativos preventivos aéreos y terrestres, fortaleciendo el combate a la impunidad y delincuencia”.

Las acciones antes mencionadas ocurren luego de que el jueves pasado tres elementos de la policía estatal fueron emboscados y asesinados en la colonia Francisco Ferrer Guardia, de este municipio.

Se resisten agentes

Durante el operativo de la policía estatal en Orizaba, un grupo de agentes se atrincheró en el Palacio Municipal para impedir su traslado y aseguraron que sólo entregarían sus armas a oficiales de la Sedena.

“Están violando nuestros derechos, ante todo somos ciudadanos; estamos dispuestos a cualquier llamado que nos pida la fiscalía, pero que no se nos trate como lo están haciendo ahorita”, señalaron los agentes.

“Nos quieren llevar a Lencero disque para hacernos exámenes de control y confianza, nosotros cada dos años estamos evaluados, todos aquí somos policías acreditables”, aseguraron.

La Secretaría de Seguridad Pública estatal justificó que la toma de la corporación municipal fue con el objetivo de garantizar el orden y la paz social en la región de las Altas Montañas.