Oleaje destruye playa artificial en Chemuyil

Tulum, Quintana Roo.- Al parecer la naturaleza cobró venganza contra el Grupo Posadas, que pese suspensión de obras por parte de un juez y oposición de ambientalistas, continúa la construcción de un megaproyecto hotelero en Chemuyil.

Las fuertes lluvias y el oleaje que se presentaron a principios del mes de junio destruyeron gran parte de la playa artificial que se construyó en la bahía de Chemuyil, que forma parte de las obras complementarias del Fideicomiso Chemuyil, y autorizadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Ambientalistas denunciaron que, la construcción se realizó en la zona rocosa de la bahía y fue rellenada con piedra y cascajo, cubierta con arena blanca que fue sacada de arenales de Cancún y trasladada a Chemuyil; sin embargo, tras las fuertes lluvias y oleaje se observa una especie de erosión que dejó dispersa toda la piedra con la que fue rellenada. Ambientalistas detallaron que, para la construcción de la playa artificial, la cadena hotelera realizó la instalación de tres arrecifes artificiales, con el fin de retener la arena ante la fuerza del oleaje y que no se puede retener de manera natural debido a la dinámica de la corriente marítima.

Denunciaron que dichas obras modificaron la dinámica con la que fluye el agua, creando una especie de laguna arrecifal y amontonamiento de toneladas de sargazo; ante ello, es perjudicial para las especies que ahí habitan y para las tortugas que arriban buscando anidar y al escarbar para depositar sus huevos se encuentran rocas.

Información de Agencia Quadratín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *