Microempresarios rechazan créditos del Bienestar porque corren más riesgos que beneficios

Microempresarios afectados por la pandemia de coronavirus rechazaron y prefirieron no solicitar el crédito del Gobierno federal, pues dicen que no les conviene endeudarse por una cantidad que no les permite ni pagar

El Gobierno federal anunció el pasado 23 de abril que iba a dar créditos de 25 mil pesos a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para beneficiar a más de 645 mil microempresarios afectados por la pandemia de coronavirus. Muchos de los posibles beneficiarios prefirieron no solicitarlo,

Isaac Labra es un empresario que confecciona uniformes en Morelos. Tiene 10 empleados y da trabajo de maquila a otros 100. Aunque su empresa, afiliada al IMSS, calificaba para un crédito solidario por 25 mil pesos, decidió no solicitarlo.

Si me llego a retrasar con las cuotas y luego me llego a retrasar con un préstamo que no es significativo, corro más riesgos que beneficios”, dijo.

Isaac y otros industriales del vestido encontraron la manera de evitar el despido de sus empleados.

Todos nos pusimos hacer cubre bocas y uniformes hospitalarios entonces mantuvimos la planta productora”.detaló el empresario.

Pero esa salida emergente no llegó para Dunia Ocegueda, quien tiene una pequeña empresa en Sinaloa dedicada a las artes gráficas, que es sustento directo de 15 familias. A pesar de la situación tampoco recurrió al préstamo.

Con 25 mil pesos no alcanzamos ni a cubrir una nómina, no alcanzamos a pagar Infonavit, no alcanzamos a pagar impuestos entonces no lo veo como un apoyo.No tenemos ventas, no tenemos producción pero sí tenemos las obligaciones que tiene una empresa, entonces estamos por el momento cerrados”.dijo Dunia.

Lo mismo ocurre con Hugo León, empresario de tecnologías de la información en la Ciudad de México.

Decidimos no tomar el crédito, creo que las condiciones que estaban planteando son atractivas la tasa del 6 al 10% es competitiva sin embargo la cantidad no nos ayuda, esa cantidad no me ayudaría ni para pagar una quincena de la empresa”, reiteró Hugo.

Solo 3 de cada 10 empresarios calificados para recibir el crédito solidario decidieron tomarlo. Para el Instituto, llegar a un tercio de su meta fue positivo pues el 93% de quienes lo contrataron fueron empresarios que tienen entre 1 y 10 empleados.

Es el 31% del total a quienes estábamos pretendiendo llegar. El resto de los empleadores pues tendrán, tienen sus razones muy diversas que nosotros respetamos para no haber solicitado el crédito”, refirió Zoé Robledo, director general del IMSS.

Jose Trinidad, empresario de autopartes en el Estado de México, sí solicitó este beneficio.

Lo tomamos, pero en realidad hubiésemos querido algo más algo para reactivar nuestro giro. Ellos buscaban a los mini empresarios, enfocado gente como un salón de belleza, un comedor familiar”, concluyó el señor Trinidad.