Las personas sanas no deben tomar aspirina como método de prevención: estudio

Un estudio publicado en la revista médica British Journal of Clinical Pharmacology indica que las personas sanas no deben tomar aspirina diaria como método de prevención de enfermedades cardíacas. 

El estudio se basó en la medición de los beneficios y riesgos de la aspirina en dosis pequeñas y se descubrió que los riesgos de un evento cardiovascular es mayor a los beneficios que esta tiene.

Algunos estudios anteriores habían indicado que el consumo de aspirina en dosis menores a los 325 miligramos diarios podría prevenir enfermedades cardiovasculares.

El año pasado, tanto la  American College of Cardiology y la American Heart Association la aspirina como método de prevención debería ser tomada solamente por personas que hayan tenido un evento cardíaco previo o cirugías de corazón abierto. 

La aspirina en personas sanas puede ocasionar un riesgo de 47 por ciento de mayor sangrado gastroinestinal y un 34 por ciento en el cráneo.  

De acuerdo a estadísticas, en el 2017, 29 millones de personas mayores de 40  años consumieron una aspirina al día,  De todas ellas al menos 6,6 millones lo hicieron sin prescripción médica, según datos de Harvard y el Centro Médico Beth Israel Deaconess. 

La pauta es que las personas mayores de 70 años eviten el uso diario de aspirinas para prevención de enfermedades cardíacas y determinadas personas entre 40 y 70 años deben consumir entre 75 y 10 miligramos diarios sólo bajo recomendación médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *