ISSSTE aclara foto tras polémica evasión de protocolos sanitarios de AMLO en Hospital de Morelos

Andrés Manuel López Obrador visitó el nuevo Hospital General Dr Carlos Calero de Morelos, donde se atenderán casos de COVID-19 en distintos niveles de gravedad, pero donde se desató una polémica por la evasión de protocolos preventivos sanitarios del presidente mexicano.

A través de las redes sociales tanto de la institución como de funcionarios públicos fueron publicadas las fotografías del recorrido de supervisión que dio AMLO por las instalaciones del nosocomio junto al director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda.

Las imágenes muestran al presidente de la República por los pasillos del hospital, así como en diferentes habitaciones donde tienen las camas equipadas con alta tecnología para combatir al virus en los morelenses que llegaran a requerirlo; sin embargo, Andrés Manuel no porta mascarilla ni cubrebocas, hay poca distancia entre colaboradores e incluso se muestra una muy cerca de un supuesto paciente.

Los demás funcionarios presentes tampoco utilizan dichos protocolos. Destacan el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela; el secretario de Marina, almirante José Rafael Ojeda Durán; el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval González; así como el gobernador Cuauhtémoc Blanco.

El material causó indignación entre los internautas, quienes aseguraron que además de poner en riesgo su salud, también ponen en riesgo a sus colaboradores, incluso a su familia en el momento en que vuelven a casa. Los reclamos no se detuvieron.

Sin embargo, el ISSSTE reveló a través de sus redes sociales que la fotografía es un simulacro y en ningún momento se expuso a los presentes a un posible contagio de coronavirus, pues en el hospital se toman todas las medidas de sanitización pertinentes.

Luis Antonio Ramírez, director general del ISSSTE, reveló en las redes sociales la rehabilitación del Hospital General Dr. Carlos Calero en Cuarnavaca, Morelos, en colaboración con la Sedena y el Instituto de la Salud para el Bienestar (Insabi), como parte de la estrategia integran de salud del gobierno federal

De acuerdo con la información oficial, el inmueble clínico se amplió con el objetivo de brindar atención a pacientes diagnosticados con la enfermedad COVID-19. Dicho nosocomio cuenta ahora con 70 camas, 40 para hospitalización y 30 de terapia intensiva, equipadas con alta tecnología, donde se atenderá a todos los morelenses hasta la finalización de la pandemia.

El general Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, agregó que la instalación se trata de uno de los 32 hospitales del Insabi que fueron rehabilitados y puestos en operación en todo el país a través del PLAN DNIII-E.

“Había quedado abandonado, llevaba 10 años en ruina y se decidió rehabilitarlo, prepararlo para enfrentar la pandemia del COVID-19 para tener camas, equipos, personal médico y dar el servicio de hospitalización general y de terapia intensiva a enfermos de COVID”, comentó el presidente durante su visita.

El hospital estará a cargo de la Sedena para la atención de pacientes con una infección del virus SARS-CoV-2, pero cuando emergencia sanitaria concluya en México, dicho inmueble formará parte del ISSTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *