Epidemiólogo de Harvard advierte de que existe una alta positividad en las pruebas realizadas en México

México realiza un cantidad muy reducida de pruebas para COVID-19 entre sus ciudadanos. En promedio son 0.4 por cada mil habitantes, lo cual ha sido altamente criticado. A pesar de ser el país que menos pruebas hace de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un epidemiólogo de Harvard llamado Eric Feigl-Ding alertó que existe una positividad en las pruebas que no tiene precedentes en otros países.

De acuerdo con la publicación del también economista en salud, es alarmante que más de la mitad de las pruebas para detectar el coronavirus que se realizan resulten positivas, pues es algo que no había sucedido ni en los peores escenarios de Nueva York (Estados Unidos), Madrid (España) y Lombardía (Italia).

“Estoy llorando por México”, aseguró el especialista. Posteriormente señaló que el diagnóstico en México resulta insuficiente y deficiente al igual que el tratamiento que se da a los pacientes, pues al comparar los casos per cápita y la mortalidad con Estados Unidos, es evidente que hay carencias.

“Entonces sí, maldición necesitamos pruebas”, sentenció. Ante una alta cantidad de comentarios de la gente que aseguraban que el dato en el que basaba sus afirmaciones era insignificante, el especialista decidió explicar la importancia de la información.

En primer lugar destacó que México cuenta actualmente, en el posible peor momento de la pandemia, con un 56% de positividad a nivel nacional. Sin embargo, en comparación con los gráficos que proporcionó el Departamento de Salud de Nueva York, en la etapa más difícil del COVD-19 este porcentaje solo alcanzó el 50% en ese estado.

Lo mismo sucedió en Italia y, por si fuera poco, en ambos países también se restringieron las pruebas por el alarmante escenario en el que se encontraban en ese momento.

El epidemiólogo, entonces, detalló que si en lugar de considerar la tasa de México a nivel nacional se considera en relación con los estados, el panorama no se vuelve muy alentador. NYC alcanzó el 50% de positividad durante su pico, al igual que Lombardía. Pero esos son puntos calientes subnacionales. Estados Unidos e Italia nunca lo hicieron (a nivel nacional). El 56% de México es el número general nacional. Hay parte de con mucho mucho más del 56% si queremos comparar manzanas con manzanas

Señaló que existen países como Corea del Sur que han utilizado las pruebas para detener la propagación excesiva del COVID-19, lo que implica una ventaja para las naciones que deciden utilizar este método para la atención de la pandemia.

Esto se da no solo porque se aisla al infectado, también porque de este modo se realiza un rastreo de contactos, como lo llamó Fiegl-Ding en su hilo de Twitter, lo que quiere decir que la capacidad de detener la cadena de transmisión a terceros se vuelve mucho mayor.

Señaló que lo más efectivo es utilizar tanto pruebas convencionales de laboratorio como pruebas rápidas. En caso de no ser aceptadas informó que existe una alternativa de test realizado con agua residual en la que se prueban partículas del virus. “. Está ganando apoyo en todo el mundo”, destacó.

Por último, indicó que es tan importante la cantidad de pruebas realizadas como el momento en el que estas se practican. “Las pruebas tempranas son críticas. Las pruebas tempranas detienen una epidemia antes de que se descontrole”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *