Ciudadanos mienten para que les apliquen la vacuna contra la influenza

La pandemia del COVID19 disparó la demanda de la vacuna contra la #influenza estacionaria. A menos de un mes de que se comenzó a distribuir las dosis ya se aplicaron 136 mil 310 de las 436 mil 928 disponibles para esta temporada.


De acuerdo con los Servicios Estatales de Salud, normalmente tarda hasta cuatro meses en alcanzar esta cifra, siendo que los primeros en obtenerla son los grupos vulnerables como adultos mayores, mujeres embarazadas, personas con enfermedades pulmonares crónicas, diabetes y obesidad.


Sin embargo, por la contingencia sanitaria un mayor grupo de personas “sanas” se ha dirigido a los 176 centros de Salud Urbano y Rurales, así como a los 184 puestos fijos y semifijos de vacunación, para obtenerla.


Lo que los vacunadores han reportado es que aquellos que no son considerados dentro del grupo vulnerable, al enterarse que se le da prioridad a estas personas, mienten asegurando que tienen algún padecimiento crónico-degenerativo con tal de que les otorguen el activo.


Esta situación se da principalmente en las ciudades de Cancún, Playa del Carmen y Chetumal. Debido a que el personal opera de buena fe terminan por inyectarles la protección contra la influenza.


Aunque usualmente la campaña contra la influencia estacional termina en marzo, se prevé que en esta ocasión se alcance la meta del 100% de las dosis entregadas antes de que concluya diciembre próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *