Acusan a Porfirio Muñoz Ledo de acoso sexual

En medio de la crisis ocasionada por la lucha de la dirigencia nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), surgieron serias acusaciones de acoso sexual en contra de Porfirio Muñoz Ledo, uno de los candidatos punteros en las encuestas para dirigir al partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante la toma simbólica de la sede de Morena, ubicada en la colonia Roma de la Ciudad de México, un grupo de mujeres señalaron que Muñoz Ledo acumula 10 denuncias de acoso sexual, incluyendo a políticas, reporteras y hasta menores de edad.

Una de las denunciantes aseguró que el legislador la acosó cuando tenía 15 años de edad. Narró que lo conoció en 2006 en el hotel Marquis de Reforma, donde se encontraba el equipo de campaña del entonces candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

“De inmediato lo conocí, estaba emocionada, nerviosa y francamente emocionada de que un señor como él me prestara atención. Desde el inicio fue muy amable y parecía interesado en mí. Me dijo que le parecía muy inteligente para mi edad y que le gustaría conocerme más”, dijo.

“Me dio su teléfono y a los pocos días le marqué y me dijo que podíamos vernos en su casa de Lomas de Chapultepec para platicar, que quería ser mi mentor y regalarme unos libros para que los leyera. Yo era muy chica y no pensaba nada mal de eso”, narró.

Recordó que una vez en su casa y después de comer, Muñoz Ledo la invitó a su estudio en donde, dijo, le hizo preguntas incómodas sobre su cuerpo.

“Me hizo preguntas incómodas y me dijo que quería viajar conmigo, llevarme a Europa y enseñarme muchas cosas. No sabía qué decir, así que solo me quedé callada. Cuando terminó, me besó sin mi consentimiento. No hice nada, no lo quité, no me quité, solo me quedé congelada”, agregó.

Reconoció que no le dijo a nadie lo sucedido “para que no la regañaran”, pero aseguró que no ha sido la única en pasar algo así con el legislador.

“Ahora sé que no fui la única, por eso se me revuelve el estómago cada vez que veo que apoyan a un señor así. Sus acosos no son secreto, sus compañeros de partido lo saben porque lo han visto”, aseveró.


Las mujeres que participaron en la protesta aseguraron no pertenecer a ningún grupo al interior del partido o apoyar a alguno de los candidatos a dirigir Morena.

“No somos afines a ninguno de los grupos y candidatos de Morena, a ninguno, nosotras somos feministas dentro de la Cuarta Transformación y lo único que estamos pidiendo es que Porfirio Muñoz Ledo explique lo que pasó”, afirmó Camila, una portavoz de las mujeres.

Sin hablar de las acusaciones en su contra, Porfirio Muñoz Ledo calificó la protesta de las mujeres como “un asalto violento” provocado por su contrincante, Mario Delgado, con quien tuvo un empate técnico en las últimas encuestas de Morena.

“Demando el cese de hostilidades y la inversión multimillonaria en la vida del partido. Pido a la militancia de Morena que se pronuncie en favor de la legalidad y la concordia por todos los medios a su alcance”, escribió Muñoz Ledo en su cuenta de Twitter.

En videoconferencia de prensa, habló de los intereses que hay dentro del partido y los malos manejos del dinero por parte de algunos personajes, como Mario Delgado, por lo que dijo, ya solicitó a la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda, investigarlo por presunto lavado de dinero.

Dijo que no tiene definido el día en que tomará protesta pero que será esta misma semana. También señaló que aceptará una tercera encuesta pues está seguro que volvería a ganar, “a menos de que cometan alguna violación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *