Abuela que torturaba a su nieto en el municipio de Calkiní, quedaría impune

Campeche.- Una mujer fue encontrada culpable de violencia familiar al sembrarle agujas en los pies de su nieto de meses de nacido, podría quedar impune, ya que su defensa promovió el recurso de apelación de la sentencia, la cual se encuentra en tramite en el Juzgado de Control, y por el momento goza de su libertad.

En breve será turnado a los magistrados que integran la Sala Penal del Poder Judicial del Estado de Campeche (PJE) para que, en audiencia, emitan fallo y en el que podrían ordenar aluna reposición de proceso, echar bajo el fallo condenatorio o ratificarlo.

Independientemente del resolutivo de la Salada Penal, la sentenciada aún podría solicitar la sustitución de la pena a la que tiene derecho al ser condenada a menos de tres años de prisión, por lo que puede pagar una garantía en vez de ir a la cárcel.

De acuerdo a lo integrado en el expediente judicial, las investigaciones, iniciaron a mediados del 2016, cuando la mama de un bebe de menos de un año de nacido descubrió la tortura a la que fue sometido su hijo, al quedar bajo el cuidado de los abuelos paternos en Calkiní.

La madre había perdido la custodia temporalmente, misma que le fue otorgada a N.M.C., quien vive con su pareja V.C.P. y al papa del pequeño, J.A.C.H.; aparentemente, el abuelo se dedica a la brujería.

La mama iba a visitar al pequeño los fines de semana. En una ocasión noto que le salía pus del talón izquierdo, el cual lo tenía también hinchado. Al llevarlo al médico le sacaron, al menos nueve agujas sin el ojal que tenia enterrados.

Versiones no oficiales señalaron que la tortura a la fue sometido por semanas el bebe era parte de un rito de brujería. Actualmente, la victima se encuentra bajo terapia para poder caminar normal.

Ante la querella de la mama, los abuelos y el papa fueron detenidos mediante una orden de aprehensión en octubre del 2016 y solo N.M.C. fue vinculada a proceso y obligada a firmar periódicamente ante la Unidad de Medidas Cautelares (UMECA). No la enviaron a prisión.

En el 2018, la defensa de N.M.C. y la mama del niño apelaron la vinculación a proceso ente la Sala Penal del PJE. Los magistrados del Tribunal de Alzada resolvieron el 11 de febrero del 2019, ratificando la vinculación a proceso.

Las diligencias judiciales continuaron pese a los recursos consecuentes que emitió la defensa y en el 2020, de enero a febrero, iniciaron las audiencias de juicio oral, en las que el Tribunal de Enjuiciamiento encontró culpable de los cargos a N.M.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *